Bandejas Sensoriales

Nuestras primeras bandejas sensoriales

¿Qué son las Bandejas Sensoriales?

Se trata de presentar a los peques una bandeja o una caja en la que vamos colocando diferentes materiales para que los niños: toquen, cojan con las manos, experimenten observen cómo caen, llenen recipientes, los vacíen, los vuelvan a llenar, imaginen historias…

Las Bandejas Sensoriales son un juego muy completo ya que también ejercitan por ejemplo la motricidad fina, el vocabulario, el trazo, el conteo…

Para empezar este tipo de juegos lo ideal es plantearlas con cosas que haya por casa, baratas y sin necesidad de hacer ninguna compra.

Os dejo una recopilación de todas nuestras pruebas y experimentos.

1- Espuma de Pelo y objetos cotidianos

¿Qué hay ahí dentro? No veáis que fácil y que divertido. Sólo hay que poner la espuma de pelo (de afeitar también puede ser o nata montada en caso de niños que puedan llevarselo a la boca) en una bandeja o bol.

Podemos esconder objetos que el peque conozca, como botones, pinzas, moldes con formas, tapones… y se invita a que los busque, podemos jugar a adivinar de qué objetos se trata sin sacarlo de la espuma.

Trabajamos el sentido del tacto sin tener el sentido de la vista. Máxima concentración.

Con Nerea fue un éxito, iba viendo como cada vez había menos espuma y me pedía que pusiera más y otros objetos.

Bandeja Sensorial con espuma del pelo

2- Espuma de Afeitar y Objetos Cotidianos

Es el mismo planteamiento que el anterior pero la espuma de afeitar es mucho más densa, más pringosa y toda una experiencia olfativa. ¿Miedo a que la pruebe? La Nata Spray o Nata montada es una opción NO TÓXICA y más dulce.

3- Pan Rallado (y mantequilla, opcional)

Esta bandeja es todavía más sencilla y muy entretenida ¡Casi 40 minutos jugando!

Hemos empezado dibujando, haciendo líneas y círculos ¡hasta un Sol! Le he enseñado que para borrar solo tenía que mover ligeramente la bandeja ¡Pintamos y desaparece!

Para niños más grandes puede servir para imitar los trazos de números, letras

Ha jugado a tirar desde arriba ¡mamá es como la lluvia!

Cuando empezaba a perder el interés le he añadido la mantequilla “se deshace y se pega”.Juego sensorial No toxico

Finalmente le ofrecí moldes pero no le gustaba no poder sacar las figuras,  aún así estuvo dibujando sobre la masa creada.

Jugamos con Pan Rallado y Mantequilla

Tiempo de preparación 1 minuto, barato y apto para todas las edades. La única pega es que acabas con pan rallado por todo.

Cómo podéis ver  podemos programar juegos y actividades con elementos que hay por casa como el pan rallado o espumas. Lo importante es ofrecerlo al pequeño sin miedo a las manchas, dejarle experimentar y probar (siempre con supervisión por si se lleva algo a la boca en el caso de las espumas químicas).

¿Quieres preparar bandejas con mezclas más durareras? Prueba a preparar la  “Arena de Luna” ¡Nunca falla!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.