aprender a vestirse niños

10 trucos para que tu hijo se vista solo

¿Te ha gustado? Sería Genial si lo compartes
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Os he hablado muchas veces de la importancia de las rutinas en la vida con niños, en fomentar su autonomía y darles la seguridad y confianza para hacer las cosas por sí mismos, por eso me encanta tener hoy en el blog a Nai de Mimitos en el Caos con unos consejos y trucos para ayudarles a que se vayan vistiendo solos. Espero que os sirvan tanto como a mí.

Hoy os traigo “10 trucos para que tu hijo se vista solo”. De todos modos entendería si me dijeseis “vale, pero necesitaría al menos unos 50” porqué yo también he vivido la batalla mañanera de wrestling con mi mequetrefa de 2 añitos. Día tras día. Así que como somos madres aquí hay que inventarse y aprender para sobrevivir sin perder los pelos de la cabeza.

Veamos a ver, a parte del alivio que supone el hecho de que tu hijo acepte cambiarse y lo haga solo, ¿podemos sacar alguna otra cosa positiva de todo esto?

¿Qué aprenderá al vestirse solo?

  • Desarrollará su motricidad fina y gruesa (usando botones, cremalleras, lazos…)
  • Desarrollará el equilibrio (cuando empezará a vestirse de pie)
  • Desarrollo cognitivo: qué ropa hay que ponerse primero (mi peque con 2 años prefiere empezar por los pantalones, pero luego se queja de que no puede ponerse las braguitas debajo de ellos. Me encanta la inocencia de los 2 añeros XD). También trabajan la paciencia y sobretodo la concentración en lo que están haciendo.
  • Desarrollo del lenguaje: nombre de la ropa, movimientos, posiciones espaciales, colores, tallas…
  • Comprensión del tiempo/estación del año y las prendas adecuadas.
  • AUTONOMÍA – responsabilizarse de su proprio cuidado ^^

Los 10 trucos para que tu hijo se vista solo

1. De la cama al baño – Santa rutina

No voy a negar que con mi hija esto de vestirse (y desvestirse) es nuestra mayor batalla del día. Nunca me pongo en plan chunga porqué no es mi estilo y tampoco da grandes resultados. Pero el seguir una Crianza Respetuosa significa invocar al dios de la paciencia constantemente.

Las cosas comenzaron a fluir cuando instauré la rutina “de la cama al baño”. Empezamos a saltarnos las 1000 maneras de convencerla para cambiarse en vez de jugar jugar y jugar. Mi hija no toca el suelo por la mañana. Sé que debería ir por su proprio pie. Pero tened piedad… Nos damos un achuchón y me la llevo al baño directita.

2. Empecemos por lo fácil

Desvestirse es más sencillo que vestirse. Esto lo aprenden bastante rápido sin que se la tengamos que enseñar xD. Pero de todos modos no pretendamos que se vistan si aún no han desarrollado las destrezas previas.

Cuando optemos por introducirlos al mundo de la autonomía podemos empezar por la ropa interior o los pantalones. Quizás alguna braga de cuello o zapatillas deportivas con velcro. Vamos, no les compliquemos la vida.

Yo normalmente pongo en el suelo la alfombrilla de la ducha para que pueda cambiarse sentada.

3. Libertad de elección y a mano

Santa Montessori vino a mí un día y me dijo “o cambias las dinámicas en el baño o de aquí no sales hasta las 22.00”

Sus consejos sobre el minimalismo y la libertad de elección empiezan a ser oro en esta casa.

Un buen día llevé a cabo su propuesta: presentar a mi hija 2 conjuntos (combinables entre ellos) entre los cuales elegir. Se los dejo en el cajón bajo del baño, ella sabe donde están y aunque sea solo porqué tiene curiosidad lo abre y acaba poniéndose en marcha!

Si son más grandes se les puede proponer un armario organizado con etiquetas y algunos conjuntos más entre los cuales elegir. Personalmente si le dejo aterrizar en su habitación de ahí no salgo así que la ropa se la va a encontrar en el baño.

libertad de elección hace a niños autónomos

4. Dividir por pasos

Las madres damos por hecho que una acción sea simple. Por ejemplo: ponerse los pantalones (una pierna la otra y listos). Pero en realidad es algo mucho más complejo para un niño de 2 años.

Damos por hecho que una acción es simple. Por ejemplo: ponerse los pantalones (una pierna la otra y listos). Pero en realidad es algo mucho más complejo para un niño de 2 años. Clic para tuitear

Así que si le enseñamos lentamente y por pasos como hacer cada movimiento le será mucho más fácil organizarse y conseguir vestirse sin ayuda.

5. Truquillos de la abuela

Primero de todo es importante que les enseñemos a distinguir la parte de delante y la de detrás. Para ello es mucho más fácil si la prenda de ropa tiene algún dibujito. Después les enseñamos como preparar la ropa en el suelo.

Camisetas: si son de una talla más grande o un poco holgadas mejor.

Braguitas: para que entienda como prepararlas en el suelo les pongo una cruz en la etiqueta. Ella sabe que esa cruz tiene que ser visible.

MEGA TRUCO INVERNAL – Si ponéis el calefactor podéis proponerle que caliente la ropa delante de él. Vuelta y vuelta. ¡A mi hija le ENCANTA! Por ahora la tengo enganchada a eso y me facilita la tarea.

6. Conseguir que se pongan los zapatos solo

En este caso podemos usar el viejo truco de la pegatina: cortar un sticker por la mitad y pegar una parte en un zapato y la otra en el otro. De esta manera podrá prepararlos para calzar cada pie donde le toca.

Si tengo que ser sincera ese truco me funcionaba bastante bien con los zapatos de verano. La pegatina es mucho más visible. Con las botas invernales es imposible. Así que el truco número 2 sería el de preparar una cartulina con 2 pegatinas de colores diferentes. Después se pinta una redondita del color correspondiente en la suela de las botas y así sabrá como prepararlas ^^

7. El truco de la chaqueta

Este truco lo aprendí hace unos 4 años al ver uno de mis niños del cole tender la chaqueta por el suelo y ponérsela en plan superhéroe. A los peques les hace muchísima gracia una vez le han pillado el truco. Es cuestión de práctica, pero también de habilidad, así que no se lo pidamos a un niño de año y medio.

8. Jugar a disfrazarse

Nada mejor para entrenarse sin prisas que ¡jugar a disfrazarse! Sobre todo si les dejamos al alcance ropa de mamá, papá o hermanos mayores.

Cuando hayan mejorado la técnica de manera lúdica será más fácil que quieran cambiarse solos por la mañana.

Podéis dejarles un cesto en el suelo de la habitación con ropa, zapatos y complementos que tengáis en el armario.

9. Motivar con accesorios

Personalmente no uso muy a menudo este truco porqué soy bastante simple. Pero es cierto que si algún día la visto en plan “Princess” colabora un poco más porqué le hace gracia elegir los complementos (clip, cinturón, colgante…)

10. “Vale, pero yo tengo prisa por la mañana, no tengo tiempo para esto”

La pregunta sería ¿quien tiene tiempo para algo hoy en día?

Vamos a ser prácticos.

Preparemos las opciones después de haberlo acostado la noche anterior. Entremos en la rutina habitación—> baño lo antes posible. Si hace falta levantémonos 10 minutos antes para no estresarnos con el niño. Está practicando y necesita todo el tiempo del mundo.

Normalmente yo le doy cancha ancha después de la ducha de la tarde. Así practicamos sin prisas. Por la mañana le dejo la parte fácil (pantalones y zapatos) y la ayudo con las difíciles (camisetas, calcetines).

Aunque sea capaz de vestirse sola a veces me pide que lo haga yo. No pasa nada. No le va a dar un chungo a nuestra Montessori interior. Se trata de dar soporte al niño, a su desarrollo.

Quizás ese día quiera un poco de atención, un mimo o está cansada. Insistir e insistir para que lo haga sin ayuda es contraproducente. Yo prefiero siempre pactar ¿te pongo los pantalones y tu me ayudas a subirlos?”. Easy peasy, seguro que a los 20 años no quiere ni que la toque, por lo tanto se trata de una fase, ¡a disfrutar!

Vestirse solo según la edad

A veces pecamos por pedirles demasiado y otras por acomodarnos y no dar ese pasito más del que serían capaces. Para que os hagáis una idea de lo que se le puede proponer a un niño según la edad os dejo esta mini-lista. De todos modos, como sabéis, en temas de críos cada uno lleva su ritmo y hay que respetarlo:

Niños de 1 año: pueden quitarse los zapatos, calcetines, subirse pantalones y calcetines y levantar los brazos si les decimos “brazos arriba” para desvestirse.

Niños de 2 años: pueden encontrar los agujeros de las mangas, bajarse los pantalones, ponerse pantalones y ropa interior solitos, hasta desbotonar una chaqueta si los botones son grandes. Mi hija, por ejemplo, se pone perfectamente cualquier tipo de zapato.

Niños de 3 años: ya consiguen vestirse prácticamente solos. Además comienzan a dominar el tema cremalleras (se la pueden subir solos) o algunos botones.

Niños de 4 años: ya consiguen encajar la cremallera y subirla. Hacia los 5 conseguirán hacerle un nudo a los zapatos con cordones.

No olvidemos dar ejemplo. Es nuestra mejor arma: ¡la imitación!

¿Te ha gustado? Sería Genial si lo compartes
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

2 comentarios en “10 trucos para que tu hijo se vista solo”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: JUDITH QUINTELA + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.  + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web mamay1000cosasmas.com + info

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: