Vasos Mágicos

Si hay experimentos y actividades que le llaman la atención a Nerea son sin duda todas aquellas que son coloridas y hay que esperar para ver qué ocurre. Nuestra primera experiencia en la que había que esperar y tener paciencia fueron los VASOS MÁGICOS.

Es un experimento que para los más pequeños nos sirve para hablar de las mezcla de colores pero cuando la hacemos con niños más grandes nos sirve para explicar la transferencia del líquido de un vaso a otro.

Experimento de Capilaridad: La acción capilar es la responsable de que el agua pase de un vaso a otro. La transferencia continuará hasta que los niveles de agua sean iguales en los tres vasos. Para saber por qué, lee la explicación de este experimento: Transferencia de agua por capilaridad.

Fuente:   https://educaconbigbang.com

Como Nerea solamente tiene 3 años y medio, nos quedamos con la magia de que se creen solos los nuevos colores.

¿Qué Necesitamos?

  • Seis vasos transparentes
  • Papel de cocina
  • Colorantes alimentarios
  • Agua

Paso a Paso

Llenamos 3 vasos con agua hasta la mitad más o menos. Ponemos colorante en esos vasos con agua, nosotras hemos usado los colores primarios, uno con rojo, otro con azul y otro con amarillo.

Hacemos un círculo, intercalando los vasos con agua con los vasos vacíos. (Es muy importante que estén vacíos y no con agua sin colorante o no funcionará).

Retorcemos una tira bien larga de papel de cocina, y vamos conectando los vasos entre sí. El papel debe empaparse bien en los vasos que tienen agua y debe colocarse en el fondo del vaso en los sin agua.

¿Y ahora qué hacemos?

Pues ser muy pacientes y esperar. Sé que la paciencia no es cosa fácil para los peques pero no les quedará otra y cuando vean el efecto se darán cuenta que ha merecido la pena.

Poco a poco los colores irán subiendo a través del papel de cocina, el agua con colorante se irá pasando a los vasos sin agua y se irán llenando. Cómo hemos puesto colores diferentes, se mezclarán y veremos ¡Colores Nuevos!

Os dejo las fotos que es mucho más divertido y entenderéis lo que os cuento.

¿Es bonito o no? Os aseguro que no se a quién de las dos le gustó mas, si a mi o la peque.

Si no lo habéis hecho nunca tenéis que probarlo y si conocéis experimentos parecidos estoy deseando que me los contéis.

 

Si te ha gustado ¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPin on PinterestPrint this page

  1. ¡Me encantó! Es algo tan interactivo y didáctico a la vez. Sin dudas puede aplicarse para todas las edades.
    Conocía un experimento similar, pero con tubitos de cartón, a ver si algún día hago este con mi hermana.

  2. Nunca lo hubiera pensado así como lo mostraste, me parece tu sitio el lugar ideal para tomar ideas y divertir un poco a los niños al mismo tiempo que aprenden. Lo intentaré hacer con mi hija las más pequeña, se ve muy divertido hasta para los grandes gracias

  3. ¡Hola guapa! No conocía este tipo de experimento con los vasos mágicos. ¡Me encanta! Es increíble poder explicarles tantas cosas a través de una actividad tan chula. Me guardo tu entrada al blog para no olvidar esta increíble actividad para cuando tenga mis hijos. Muchísimas gracias por explicarnos el paso a paso, me parece genial. Saludos.

  4. Hola!! esta si que es una gan forma de explicarles a los peques las propiedades del agua. Cuando se lo intentas explicar con tus palabras, te miran a veces con cara rara. Sin duda una buena idea que no voy a tardar en llevar a la práctica. Gracias por compartirla. Besos!!

    1. Gracias por tus palabras!! claro así es mucho más visual y se comprende mucho mejor. Espero que la disfrutéis tanto como nosotras

Te leo ¡deja tu comentario!

Tu email no va a ser publicado Required fields are marked *