Si el Rosa es de las Niñas, el azul es del Mar

Hay libros e historias que enamoran y este es uno de ellos.

No creo que haya mejor día que hoy #DíadelLibro para recomendaros un libro mágico, precioso, divertido y con un mensaje increible de fondo.

Siempre que nos llega un libro nuevo (supongo que igual que vosotros) antes de leerselo a Nerea lo leo yo antes, aveces incluso dos o tres veces.

Cuando le regalaron este a Nerea por su #cumple3 (yo había leido la opinión de y pedí al padrino de Nerea que nos lo regalara ya que el siempre nos regala cuentos que rompen estereotipos y creencias) hice lo mismo, lo lei para ver que tal, si rimaba, si había alguna palabra que por ahora tenía que cambiar, si se entendía bien el mensaje… y confieso… se me escaparon unas lágrimas. Menudo mensaje bonito y positivo.

Si el Rosa es de las Niñas, el azul es del MarIMG_3750.JPG

  • Óscar Espirita
  • Ediciones Hidroavión
  • Ilustraciones de Sanz i Vila

Es el primer día de clase y Kium está un poco nervioso, así que decide ponerse su camiseta de la suerte. Una camiseta rosa; desafortunadamente cuando llega al colegio algunos niños se rien de él. Pero no os preocupéis, la naturaleza tiene un importante mensaje que darle.

En el libro participan los árboles, el mar, el sol, la noche y ¡Hasta el arcoiris!

Una historia preciosa que rompe estereotipos y creencias culturales sobre la “pertenencia” de los colores a un género o a otro.

Un cuento donde el respeto, la fuerza y la autoestima son valores muy presentes.

“LOS COLORES SON DE TODOS Y DE NADIE”

IMG_3748.JPG

Ya sabéis que en casa nos gustan este tipo de historias, y esta se ha vuelto una de nuestras imprescindibles. #MamáRecomienda 100%

Nota aparte: os dejo un fragmento y el enlace a un artículo publicado por Verne hace un par de años sobre la asociación cultural del rosa para las niñas y el azul para los niños.

(-…) una visita a un centro comercial puede confirmar que muchas empresas creen que vender productos a mujeres consiste en pintar de rosa el embalaje.Pero lo cierto es que este color no está asociado biológicamente al sexo femenino, ni mucho menos. Es una convención arbitraria que ni siquiera tiene una historia tan larga como podría parecernos. En Pink and Blue: Telling the Girls From the Boys in Americala historiadora Jo B. Paoletti explica que en Estados Unidos no se usaron los tonos pastel para los bebés hasta la Primera Guerra Mundial: antes se optaba simplemente por el blanco.

Además, por aquel entonces el rosa era el color de los niños, al ser “más decidido y fuerte”, mientras que las niñas debían vestir el azul, “más delicado y amable”. Hay que tener en cuenta que el rosa se asociaba al rojo, el color de la sangre y del vigor. (…)  *Puedes leer el artículo entero en este enlace 

Si te ha gustado ¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Te leo ¡deja tu comentario!

Tu email no va a ser publicado Required fields are marked *