Aprendemos y Jugamos con… UN COLADOR

En casa nos estamos aficionando mucho a utilizar objetos cotidianos de la cocina, del baño, del salón… para plantear actividades y divertirnos un ratito.

El Colador de pasta es uno de nuestros favoritos ahora mismo… ¡Tiene tantas posibilidades!

Además es una herramienta perfecta para trabajar la motricidad fina desde bien pequeños, esos agujeros dan mucho mucho juego.

Hoy os dejo alguna de las actividades que más éxito han tenido en casa

Casco de Plumas

Esta fue nuestra primera prueba, le dejé a Nerea el Colador, un puñado de plumas muy molonas y a #aprenderjugando un montón de cosas. Trabajamos  la Motricidad Fina, podemos hablar de los colores y además… Nerea hizo varios “cascos de Indio” que intentó ponerse 😂😂😂 y acabamos jugando a acariciar con las plumas.

 

Enredando y Desenredando

Primero le pedí a Nerea que fuera poniendo los #limpiapipas en los agujeros, yo lo he complicado un poco, algunos pasaban por encima de otros y estaban hasta por 4 agujeros y después la parte divertida: desenredar.

Como podéis ver es una actividad muy completa para trabajar la motricidad fina y también para ejercitar la concentración y la paciencia.

¿Se cuela o no se cuela?

6 recipientes con 6 tipos de cosas diferentes que había por casa: canicas, fideos, arroz, lentejas, piedras de colores y estrellitas de caramelo.

Antes de trasvasarlo al colador intentamos adivinar si se va a caer por los agujeritos o no… también hemos aprendido que había algunas cosas que al mover el colador si acababan colándose a la bandeja . Trasvases, tamaños, texturas, movimientos, predicción de efectos… y todo con cosas que tenemos en casa.

Juego en Familia

Solo necesitas un colador y espaguetis. Pintamos algunos con una punta azul, esos son los que dan puntos. Primero a meter todos los espaguetis en los agujeros: motricidad Fina a tope, concentración y delicadeza (Nerea al ver que si lo hacía muy rápido y sin cuidado se rompían los espaguetis empezó a hacerlo con más tranquilidad). Después cada jugador va sacando un espagueti y al final el que tiene más azules ha ganado. Fácil, divertido y original. Hablamos de la suerte, intentamos avanzar que pasará (¿será azul o no?) y finalmente contamos. Un buen rato de entretenimiento en familia.

Hasta aquí nuestros primeros juegos con colador. Seguiremos inventando… ¿Tenéis más ideas? Estoy deseando leerlas y ponerlas en práctica con la peque.

Si te ha gustado ¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Te leo ¡deja tu comentario!

Tu email no va a ser publicado Required fields are marked *